Canasta de Productos y Servicios de la Reserva de la Biósfera Sierra Gorda

El proyecto opera teniendo como eje rector conciliar el desarrollo económico de las comunidades locales en la Reserva de la Biósfera Sierra Gorda, en el estado de Querétaro, México, con la conservación de su extraordinaria biodiversidad. Que cuenta en sus 383,567 ha con 100,000 habitantes asentados en 638 comunidades, que poseen el 70% de la tierra como propiedad privada y el otro 30% como propiedad comunal. Lo que ha resultado en el uso de sus recursos naturales, degradando con ellos a su medio ambiente y biodiversidad y siguiendo en condiciones de pobreza. Durante tres décadas se ha trabajado a favor de los ecosistemas y de la mano con los serranos diversificando las opciones productivas y económicas.

Iniciamos el trabajo con micro-operadores turísticos, con talleres artesanales comunitarios a los que se sumaron servicios de hospedaje y alimentos; a partir del 2010 se intensificó la actividad creando la Red de Servicios Turísticos, que se ha consolidado en la región, con tres ejes: hospedaje (Red de Ecoalbergues), alimentos regionales (Ruta del Sabor) y artesanías (Talleres Artesanales). Se generó el Sello Sabino, certificado local para estandarizar la calidad de los servicios de manera gratuita.

Por otra parte, desde el 2013 ha sido parte esencial, el valorizar y generar retorno económico para los propietarios forestales a partir de los servicios ambientales que sus bosques generan, aprovechando los recursos de la Comisión Nacional Forestal y su Programa de Pagos por Servicios Ambientales. La falta de retorno económico por sostener a la infraestructura natural es la principal causa de deforestación en México y Latinoamérica. Por ello y ante los recursos limitados en la materia, nos dimos a la tarea de levantar la primera línea de base de carbono almacenado en bosques de encino y los incrementos de biomasa a partir del retiro del ramoneo del ganado y actividades extractivas, en un esquema que combate cambio climático, pobreza y protege biodiversidad. Todo ello con metodología y protocolos de monitoreo desarrollados en conjunto con el USDA Forest Service, por lo que cuenta con todo el rigor científico necesario. Gracias a nuestra capacidad de gestión e influencia en políticas públicas el Gobierno del Estado de Querétaro ha consolidado el Fondo Estatal de Compensaciones de Carbono, adoptando nuestro modelo el cual opera a través de un pequeño impuesto al pago del refrendo anual de las placas de los vehículos. Así, propietarios serranos reciben pagos anuales por el CO2 que capturan sus bosques, con un modelo subnacional que con sentido común y protocolos locales ha allanado las complicaciones de protocolos y lineamientos internacionales. Querétaro forma ya parte de la Under2 Coalition del Gobierno de California; además hemos conseguido el registro de la primera NAMA verde en México ante la UNFCCC y el Gobierno Federal, tanto por nuestra propuesta de carbono forestal como en suelos a través de su regeneración.

Martha Isabel “Pati” Ruiz Corzo – Egresada de la Universidad Autónoma de Querétaro, fue maestra de música y de inglés, y durnate 14 años fue 1er violín de la Orquesta de Cámara de la Ciudad de Querétaro y solista del Coro Polifónico de la UAQ. Funda Grupo Ecológico Sierra Gorda como organización de la Sociedad Civil en el 1987. Diez años después, se consigue el decreto federal como Reserva de la Biósfera Sierra Gorda en 1997 y fue la coordinadora para la ejecución proyecto GEF de conservación de la biodiversidad administrado por el PNUD.