Close

noviembre 18, 2015

David Hernández Salazar

Biografía

Graduado de Diseño Industrial en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Junto a un equipo de trabajo diseñó el Proyecto Ludófono el cual resultó en una tesis meritoria en su centro de estudios. También estudió producción musical en la Escuela de Artes Digitales Identidad.

Ludófono – Proyecto Lúdico de Artes Integradas

Ludófono- proyecto lúdico de artes integradas es un desarrollo de innovación social educativa que trabaja de la mano de la música como catalizador principal. Uno de los factores determinantes respecto al nivel de innovación de la propuesta, es el desarrollo de los Ludófonos, instrumentos musicales diseñados y patentados por David Hernández Salazar como parte de su tesis de Diseño Industrial que fue meritoria en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano.

Adicionalmente a esto, hay toda una metodología de trabajo basada en las artes integradas poniendo al trabajo colaborativo y a la proyección profesional artística como un modelo fundamental para los niños. De éste modo ellos logran trabajar de la mano de sus compañeros mientras viajan por temáticas abordadas de una manera contemporánea que propicia su aprendizaje.

La originalidad radica en el objeto desarrollado, el Ludófono. Este objeto fue desarrollado con la ayuda del Departamento de Pedagogía de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y de un grupo de asesores de diseño con los cuales se pudo llegar al modelo final.

Su metodología de trabajo se basa en la relación del color y la música, por lo tanto, el partiturado para los niños se hace sencillo y didáctico.

La funcionalidad práctica de éste objeto es que ha sido desarrollado para ser el primer acercamiento de una persona con conocimientos musicales nulos a partir de elementos que propicien su interés por el instrumento como la multisonoridad (vientos, cuerda y percusión), su facilidad de uso y sus metodologías sencillas.

El contexto específico de aplicación son niños entre 4 y 12 años que tengan conocimientos musicales muy bajos. Con Ludófono ya se ha trabajado en varios colegios de Bogotá, desde población vulnerada hasta colegios de estratos altos.

El impacto de éste proyecto es netamente social a nivel educativo, mediante un desarrollo de una tecnología que -si bien es análoga- recurre a procesos innovadores con los cuales las personas de primera infancia logran un acercamiento ameno a las artes que desencadenan en un desarrollo mental y social óptimo, especialmente, cuando estos talleres son realizados con poblaciones victimas de conflictos o en estado de vulnerabilidad.

Ludófono tiene un enfoque hacia el aumento de conocimientos y de sensibilidad por la creación y ha generado incremento de bienestar social, ya que se ha trabajado con varios colegios y entidades de la ciudad en lugares vulnerados. Por otra parte, en el tema de la producción de los instrumentos y todos los componentes que giran alrededor de estos, han propiciado el desarrollo laboral.

La principal muralla con la que el equipo se encontró al comienzo fue el encuentro de un proyecto innovador con los esquemas educativos que tiene el país. Las entidades donde se empezó a tocar puertas se interesaban por el proyecto, pero a veces lo dejaban en un segundo plano, ya que no es un tema prioritario en un país de tercer mundo como Colombia.

Sin embargo, con el paso del tiempo, al ir consolidando la propuesta cada día más, las mismas entidades volvieron a llegar así como otras nuevas que han apostado por un proyecto único en el país y en el mundo.

Grandes empresas han contratado a Ludófono para ser parte de sus propuestas tanto itinerantes como fijas en los procesos de educación de sus estudiantes.

El tema de inversiones económicas se manejo de manera interna en el primer año y medio del proyecto. A partir de aquél punto, se logró generar contratos de educación que han permitido optimizar y proyectar el proyecto a través de la inversión de todo lo ganado en equipos y elementos de trabajo necesarios.

Ludófono -a partir de éste año y a partir de esas primeras ganancias- ha logrado empezar a ligarse con entidades mucho más grandes a nivel de Estado y ha empezado a hacer proyección internacional en lugares como Venezuela y Canadá.

El proyecto Ludófono ha crecido fuertemente y ha ampliado sus sectores de aplicación. Se tienen dos tipos de modalidades de acceso: la compra del servicio, que significa llevar al equipo Ludófono a desarrollar los talleres, ya sean itinerantes (3 horas), de progresión (24 horas) ó de progresión total (40 horas) ó por otra parte la compra del producto.

Se ha desarrollado todo un sistema de Ludoteca contenedora que incluye un paquete de 7 Ludofonos, 40 fichas magnéticas de composición, un libro ilustrado (el libro de los por qué), un teatrino plegable, un paquete de 10 títeres, un manual de usuario y diferentes elementos de limpieza y reparación. Esto en el caso tal de que el cliente esté interesado sólo en la obtención del material físico.

En este proyecto, se ha dedicado todo el esfuerzo del equipo y sus creadores desde hace 3 años y se trabaja día a día para potenciarlo y optimizarlo, a tal punto que ya han logrado vivir de las artes en un país como Colombia, gracias a la manera en que se ha abarcado y planteado el proyecto.

Tenemos la convicción de que el futuro está en las nuevas generaciones que han crecido con una sensibilidad enorme hacia las inclinaciones artísticas y que es fundamental llegar a ellos para incentivarla y desarrollar el talento humano del futuro.