Escuela Argentina de Inventores

Se trata de un nuevo modelo pedagógico que ha sido aplicado con éxito durante 24 años, en un ámbito propicio de libertad, estímulo y comprensión, con el objeto de desarrollar y aplicar el “pensamiento inventivo” y la “creatividad tecnológica”, dirigido principalmente a niños y adolescentes de 6 a 16 años.Este modelo pedagógico ha planteado un nuevo paradigma que desafía y cuestiona a muchos de los supuestos y modelos educativos vigentes en todo el mundo, y que pese a su sencillez y escala artesanal ha demostrado su efectividad.Durante las clases se planteaban problemas técnicos específicos y se discute las mejores estrategias y opciones para resolverlos, se dibuja, se modelizaba y se pruebaban los resultados, donde todos los participantes aportaban sus opiniones, objeciones o sugerencias.
La diferencia sustancial radica en que en nuestras actividades, estamos más interesados en escuchar a los alumnos y facilitarles su aprendizaje, que en enseñarles contenidos específicos. Del mismo modo estimulamos su inclinación natural, e interés por hacer preguntas, antes que brindarles respuestas o información sobre temas en de los cuales aún no tienen un interés genuino. En nuestras clases hemos encontrado una relación muy significativa entre el grado de manipulación de los objetos, y la cantidad y calidad de propuestas inventivas generadas por los alumnos. Para favorecer el desarrollo del Pensamiento Inventivo, es de suma importancia que los niños jueguen con los objetos, las palabras, y los nuevos conceptos, lo más libre y ampliamente posible; por supuesto que dentro de los límites de su seguridad personal, y la de sus compañeros.

Nuestra actividad específica y experiencia en los últimos 24 años, ha demostrado ser única en su género a nivel muncial, sin ninguna semejanza o relación con los clubes de ciencias, talleres de artesanías, o cosas semejantes. Hemos comprobado con nuestra propuesta pedagógica, que el grado de evolución del lenguaje y del pensamiento lógico formal, no están necesariamente vinculados con la capacidad para generar ideas y relaciones formales o funcionales, de implicancias técnicas. Hemos visto que niños de 5 a 6 años, que todavía no sabían expresarse, ni leer, ni escribir correctamente, sí eran muy sensibles a los problemas técnicos que se les planteaban y que además eran capaces de expresar y dibujar de manera rudimentaria formas y funciones técnicas coherentes. Esto demostraría la existencia de un “proto-pensamiento técnico”, tal vez la forma germinal del “Pensamiento Inventivo”, independiente y anterior al desarrollo del lenguaje y del pensamiento lógico formal. Esto demostraría la existencia de un “proto-pensamiento técnico”, tal vez la forma germinal del “Pensamiento Inventivo”, independiente y anterior al desarrollo del lenguaje y del pensamiento lógico formal. Todo parece indicar que “la motivación personal más que el conocimiento formal siempre ha motorizado a la actividad inventiva”. Del mismo modo, hemos comprobado que la estimulación temprana y permanente de un pensamiento reflexivo, experimental y crítico, es esencial para despertar y desarrollar las potencialidades del Pensamiento Inventivo.Para un observación desprevenido y prejuicioso, que desconozca las bases conceptuales de lo que plantea nuestro modelo pedagógico, y que visite por primera vez alguna de nuestras clases, seguramente piense, como primera reacción, que la clase se desarrolla en medio de cierto caos, sin contenido específico y sin método práctico, cuando en realidad, una de las claves conceptuales de nuestra propuesta es que: “un desorden con propósito, también implica un desorden metódico”.

Consignas, método, secuencia y contexto:Tiempo 1: (20 minutos).Durante veinte minutos, y con los alumnos sentados en una ronda, el facilitador encargado de coordinar las actividades establece las consignas básicas:
1).- Donde hay un problema hay una oportunidad de cambio positivo.
2).- El mejor invento es el próximo.
3).- Inventar es resolverle problemas a la gente.
4).- Los inventores generan trabajo.
5).- Desarmar no es romper.
6).- Existen inventos tecnológicos: aparatos, herramientas, procesos y sistemas, e inventos sociales: formas de organización y servicios, como las escuelas, las ventas en cuotas, el correo, etc.
7).- Todo lo bueno es siempre posible, pero no todo lo posible es siempre bueno.
8).- Cuando algo parece ser definitivo, ya es hora de pensar en cambiarlo.
9).- Inventemos el futuro.
10).- Más rápido, más seguro, más fácil, más barato, más liviano, más estético, más simple, más provechoso, más rentable, menos contaminante = ¡ MEJOR!Además, se les explica la importancia de observar los cuatro hábitos básicos para hacer posible la convivencia de todo grupo de trabajo, y/o aprendizaje:a).- Hábitos de seguridad: Evitar el uso de la electricidad sin la asistencia de los mayores, pedir ayuda para manipular objetos pesados, cortantes o punzantes, pedir ayuda para desarmar objetos de muy difícil acceso, solicitar a los docentes el acceso a herramientas especiales, no arrojar objetos que puedan herir a sus compañeros o a si mismos, y solicitar la asistencia de un docente para la manipulación de líquidos, peligrosos, elementos calientes o que produzcan llamas.Además, se les informa en donde está el baño y el botiquín, para casos de emergencia.b).- Hábitos de higiene: Arrojar los residuos en los cestos específicos, no ensuciarse innecesariamente con el uso de herramientas, o durante el desarmado de aparatos, y no ensuciar los muebles del aula ni el entorno en el que se trabaja.c).- Hábitos de orden: Guardar las herramientas en el mismo lugar del que se las retiró, utilizar papeles y maderas debajo de los objetos que van a desarmar o golpear, respetar los tiempos establecidos para el desarrollo de las clases, respetar las consignas y sugerencias de los responsables de las clases, y mantener un cuaderno con los registros de sus propios proyectos inventivos.d).- Hábitos de cortesía: No burlarse de los compañeros, pedir permiso para el uso de herramientas u objetos que otros estén usando, respetar las preferencias y ritmos de los demás, hacer preguntas en forma respetuosa, levantar la mano para intervenir en una discusión, o para hacer propuestas, preguntas o sugerencias.Al finalizar la enumeración de las consignas básicas, se relata a los alumnos la historia de un inventor histórico, y la reseña de un inventor contemporáneo, y se muestran objetos y fotografías relacionados con los inventores mencionados, en ocasiones se cuenta con la presencia de los mismos.D).- DESARMAR, ARMAR, INVENTARTiempo 2: (120 minutos).Durante dos horas se estimula a los alumnos para que desarmen aparatos tan disímiles como televisores, ventiladores, fotocopiadoras, impresoras, computadoras, calculadoras, radios, etc. Sólo se les explica cómo funcionan, o para qué sirven sus mecanismos, cuando preguntan, y se los invita a que los mejoren, o a que inventen otras cosas a partir de ellos. Es decir que inventan y aprenden a partir del descubrimiento. Todo lo que imaginan y desarrollan lo vuelcan en un cuaderno especial, cuya hoja modelo es la siguiente:Hoja de proyecto Proyecto N°: Fecha: ……../……/…….. 1).- Título: 2),.- Área: 3).- ¿Qué es? 4).- ¿Para qué sirve. 5).- ¿Cómo fuciona? 6).- Ventajas. E).-PRESENTACIONES Y CIERRE. Tiempo 3: (20 minutos). Durante veinte minutos, los alumnos sentados en una ronda, presentan, a su turno, lo que han inventado en clase, o lo que han inventado durante la semana en sus propias casas. Generalmente presentan maquetas o modelos físicos preliminares, que representan básicamente la forma y la función de sus proyectos inventivos.Se desarrolla una breve sesión de preguntas entre ellos mismo.

En los últimos 24 años, miles de alumnos han tenido experiencias positivas en los programas y actividades de la Escuela Argentina de Inventores (EAI), con amplia repercusión en los medios de prensa, tanto en la Argentina como en el exterior, y ha sido un caso de estudio y objeto de premiación por parte de la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelecutal).
Hoy en día, muchos de los ex-alumnos de la EAI, son ingenieros, docentes, músicos y artistas, con puestos relevantes en distintas áreas de la actividad económica y social, y han sido premiados con importantes premios por su actividad específica.
El impacto básico del modelo pedagógico de la EAI, es un resultado apreciable en el mediano y largo plazo, que se incia con un estímulo y guía temprana que permite el desarrollo pleno del pensamiento inventivo y la creatividad tecnológica. Todo lo cual, fortalece háitos y actitudes tendientes a poseer una percepción abierta y sensible a los problemas sociales, y con las aptitudes necesarias para aportar soluciones creativas, eficientes y sustetnables.

Pese a los resultados altamente exitosos de nuestro modelo pedagógico, a la gran difusión en los medios de prensa tanto a nivel nacional como internacional, nuestra actividad nunca recibió, el apoyo o reconocimiento de las instituciones públicas relacionadas con el ministerio de educación y dependencias afines. Lo que sí hemos recibido del sector oficial ha sido una actitud hostil y de desconfianza, por no estar en línea con sus postulados y programas educativos. Nunca hemos recibido subsidios ni ayudas económicas de ningún tipo, y toda nuestra actividad se ha basado en el trabajo voluntario por parte de la dirección, y de los facilitadores y guías de este programa, durante 24 en forma ininterrumpida. De todas maneras, cabe destacar que sí hemos recibido una ayuda de gran valor, en cuanto al acceso a un lugar físico para el desarrollo de nuestras clases, y apoyo moral por parte de la Sra. Mariana Biro, Directora de la Escuela Del Sol, e hija de Ladislao José Biro, el inventor del bolígrafo.

Nuestro programa y experiencia ha sido objeto de consulta permanente por parte de la prensa, escuelas y universidades privadas tanto de la Argentina como de varios paríses de América latina, y también de Malasia, Filipinas, Panamá, Perú, Chile, Uruguay y Paraguay.
Del mismo modo, recibimos muchas consultas por parte de padres de niños con un gran interés y potencial, para desarrollar su pensamiento inventivo, que al vivir en el interior del país, y no poder asistir regularmente a las clases de la EAI, muestran su preocupación, y solicitan apoyo y guía para orientar a sus himos, o para establecer delegaciones en sus lugares de residencias.
Dadas las limitaciones financieras y de personal de nuestra Actividad, por el momento, sólo desarrollamos nuestra actividad en la Ciudad de Buenso Aires, desarrollando las clases específicas, brindando semianrios y capacitanto a docentes.
Tenemos suficiente evidencia de que existe una demanda concreta y creciente para nuestra actividad, que hasta el momento no ha podido expresarse en su máximo potencial. por falta de infraestructura, financiamiento y apoyo oficial.
De todas formas, la riqueza de nuestra experiencia específica, la originalidad de los paradigmas pedagógicos de nuestro programa, y la capacidad probada de nuestro equipo de trabajo, hace que la EAI represente una gran oportunidad para fomentar en las nuevas genraciones el desarrollo efectivo y pleno de su pensamiento inventivo y creatividad tecnolótica, para beneficio de la sociedad.