Close

noviembre 18, 2015

Franz Freudenthal Tichauer

Dispositivos oclusores para cardiopatías congénitas

La innovación consiste en diferentes dispositivos oclusores para tratar diversos tipos de cardiopatías congénitas que fueron desarrolladas por el Dr. Freudenthal.

Antes de la década de los 60, la única forma de tratar las cardiopatías congénitas severas era de manera “invasiva” o “quirúrgica”. Sin embargo, a partir de entonces, se fueron desarrollando nuevas técnicas de tratamiento a través de dispositivos oclusores capaces de introducirse a través del cateterismo cardiaco, las cuales pasaron muy rápidamente a integrar una parte fundamental de la Cardiología Intervencionista Pediátrica y del Adulto.

Las cardiopatías congénitas son la primera causa de mortalidad infantil en países desarrollados y una de las principales en países en desarrollo. El 1.5% del total de recién nacidos por año a nivel mundial, sufre estas alteraciones. Eso equivale a 2.000.000 de personas que nacen con cardiopatías congénitas cada año. En ciudades situadas sobre los 3,000 metros sobre el nivel del mar la incidencia aumenta hasta un 2 por ciento.

El Dr. Freudenthal ha enfocado su carrera y su vida a crear soluciones innovadoras para curar cardiopatías congénitas y salvar así millones de vidas. Por ello el año 2003 fundó Kardiozentrum, un centro de diagnóstico y tratamiento de cardiopatías congénitas, además creó la empresa PFM S.R.L Bolivia, dedicada a diseñar y fabricar dispositivos oclusores de bajo costo, accesibles a familias de bajos recursos.

Estos son dispositivos versátiles y de liberación segura durante el proceso de intervención en pacientes, lo cual permite a los médicos, implantarlos y reposicionarlos tantas veces sea necesario hasta su perfecta posición. Están fabricados con nitinol (aleación de níquel y titanio) lo que les concede la propiedad de mantener la memoria adecuada, mayor flexibilidad en el momento de la intervención y una vez implantado el dispositivo, le otorga mayor rigidez, además de lograr mayor biocompatibilidad.

En el proceso de fabricación, son tejidos de una sola pieza de nitinol, por lo que no necesitan soldaduras, a diferencias de otros, que han ocasionado serias complicaciones cuando se han desprendido partes del mismo por su funcionamiento y deterioro posterior. Además de tener los niveles más bajos de corrosión al no tener soldaduras.