Complemento nutricional: NUTRIAMOR®

El proyecto empieza con la llegada a Urabá y el hecho de haber encontrado la enorme oferta de banano de descarte de exportación. Al poco tiempo se establece contacto con ASOBANANA que maneja, en forma centralizada, entre un 80% y 90% del banano de rechazo que se produce en la región; dicha entidad es una Institución también sin ánimo de lucro, creada para la reinserción y resocialización de las personas desmovilizadas de los grupos armados de Urabá. Con la entidad, se ha suscrito una alianza renovable por 5 años, para la donación del banano, pero es de anotar que para los ejercicios financieros, la fruta está costeada.

Luego de asegurar el banano como materia prima, el paso siguiente fue investigar, tanto en Colombia como en otros países, la forma más eficiente de transformarlo en harina. Luego de más de un año de búsqueda y con la referencia del Gerente de “Lácteos El Zarzal de Medellín”, fue recomendada la empresa SISMECOL S.A. quienes acreditaron y demostraron sus conocimientos en la fabricación de diversos tipos de secadores y deshidratadoras de sustancias líquidas. Con dicha empresa, se suscribió un contrato de fabricación con exclusividad tanto para los equipos de la planta principal en Urabá como, más tarde, para la Planta Experimental en Rionegro.

La fabricación de los equipos tardó un año, y durante este período se buscó ayuda de los grandes grupos y empresas productoras de alimentos, a fin de formular un Complemento Nutricional, tomando como base la harina de banano y que reuniera las mejores propiedades nutricionales posibles y existentes en el mundo de la nutrición moderna para humanos. Para finales del año 2010, estaba ya desarrollada la formulación de NUTRIAMOR® PRIMER INFANCIA.

En el año 2011, una vez comprobada la eficacia de la fórmula de NUTRIAMOR®, se diseñó un recetario con variadas y deliciosas preparaciones que incluyen alimentos comunes y que garantiza las raciones diarias recomendadas de NUTRIAMOR® según las porciones indicadas de consumo; para lograrlo se estableció una alianza con la Colegiatura Colombiana logrando la participación, durante un año de práctica, de un “Cocinero y Gastrónomo Profesional”, quien diseñó y desarrolló 22 recetas: Panes, tortas, compotas, mermeladas, rollos de carne, tortas de atún, albóndigas, croquetas, panes, galletas, arepas, etc., de forma tal que si un niño consume al desayuno una de estas tajadas de pan, ya tiene su primera ración de NUTRIAMOR® y si en su almuerzo consume dos albóndigas de 30 g, ha consumido su segunda ración de NUTRIAMOR®.

Físicamente NUTRIAMOR® es un Complemento Nutricional en polvo que resulta de la transformación del banano verde con cáscara en harina de banano. La harina de banano es luego fortificada con proteínas de origen animal y vegetal y una premezcla de exclusivo desarrollo que aporta 16 de los micronutrientes más esenciales para la vida humana: ocho vitaminas y ocho minerales, de los cuales cuatro son aminoquelados: Hierro (Fe), Zinc (Zn), Magnesio (Mg) y Calcio (Ca).

Los “aminoquelados” son fuentes mediante los cuales se suministran los micronutrientes. En este caso, significa que los minerales mencionados están recubiertos por cadenas de aminoácidos y en el lumen intestinal todos son reconocidos como proteínas; razón por la cual no compiten para su absorción y, en ese sentido, tienen mayor biodisponibilidad y generan reservas en el organismo todo lo cual no ocurre con otras fuentes de nutrientes.

Los micronutrientes, contrarrestan lo que científicamente se denomina “hambre oculta” o déficit de micronutrientes. Científicamente el producto NUTRIAMOR® Complemento Nutricional está desarrollado para disminuir los diferentes estados de desnutrición de la población vulnerable en Colombia y en regiones vecinas de Latino América. Por ello, uno de los objetivos principales del Programa de Complementación Nutricional es: “Mejorar el estado nutricional de los Niños, Madres Gestantes y Adultos Mayores mediante la producción y suministro del Complemento Nutricional NUTRIAMOR®.

NUTRIAMOR® es un producto único con base en harina de banano verde con cáscara que viene del banano descarte de la región de Urabá, que sin el rescate para producir NUTRIAMOR® sería un contaminante al medio ambiente. La premezcla y formulación de los fortificantes de NUTRIAMOR® es especialmente diseñado para nuestro producto.

La marca “NUTRIAMOR®” está registrada nominativamente (sólo la palabra en CLASE 30). Una marca es un signo distintivo que indica que ciertos bienes o servicios han sido producidos o proporcionados por una persona o empresa determinada. Según la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual): “Una marca ofrece protección al titular de la marca, garantizándole el derecho exclusivo a utilizarla para identificar bienes o servicios, o a autorizar a un tercero a utilizarla a cambio de un pago”. Dicha gestión fue realizada en su momento por el otrora Grupo Nacional de Chocolates (Actualmente Grupo NUTRESA).

De igual forma, estamos gestionando ante entes jurídicos la protección por medio de un modelo de “MEJORA DE UTILIDAD” y estamos gestionando la revisión de los acuerdos marcos y el protocolo de confidencialidad a llevar a cabo en la institución.

La funcionalidad práctica de la innovación se muestra en el diseño del prototipo teniendo en cuenta el control de ingredientes, las variables respuesta del proceso y la selección del empaque.

Elaboración y selección del prototipo controlando las condiciones de mezclado, realización y evaluación de los experimentos.
– Análisis fisicoquímicos y microbiológicos.
– Estudio de compatibilidad entre los ingredientes de la premezcla.
– Estudio de propiedades de solubilidad y organolépticas (color, aroma, apariencia, textura y sabor).
– Tipo de proceso (cambio de formulación por adición o eliminación de ingrediente(s), modificación de alguna variable del proceso tales como: el método de elaboración conservación o envasado).
– Elaboración del prototipo.
– Estudios de vida útil de prototipo escogido.
– Análisis sensorial

Indicadores analizados que frecuentemente intervienen en el deterioro de los alimentos:
– PH
– Carga microbiana (aerobios mesófilos, hongos y levaduras, coliformes totales)
– Humedad relativa o actividad acuosa
– Análisis sensorial (olor, sabor, color, apariencia)
– Índice de peróxidos
– Textura
– Azúcares
– Degradación de vitaminas liposolubles o hidrosolubles
– Composición de ácidos grasos (monoinsaturados, poliinsaturados, saturados)

Un problema que se resuelve con este proyecto por tener como materia prima un alimento excedente es que no sustrae nada de la oferta alimentaria por su condición de residuo, y por tanto su utilización genera el siguiente valor agregado:

1. Recuperación del producto: 6.000 toneladas calificadas como desechos a $140.000/ton que es el valor del banano comercial= $ 840’000.000.

2. El impacto ambiental evita el costo de compostaje $ 112.000/Ton = $672’000.000.

3. No sustraer de la oferta alimentaria nacional 3.000 ton de otra (s) Harina (s), a $ 500.000 promedio por Ton = 1.500’000.000; esta oferta se obtendría de la fruta que se rescata del desecho. TOTAL IMPACTO ECONÓMICO = $ 3.012’000.000,00 (valor agregado al PIB Colombia)

(Por favor refiere al archivo en formato PDF “Nutriamor, Tabla Proyección de Impacto Nutricional”)

Las principales razones por las que NUTRIAMOR® ha tenido aceptación en mercado, son las siguientes:

1. Es producido a partir de harina de banano que no contiene gluten, segunda harina panificable después del trigo lo que facilita diversas preparaciones; contiene potasio y fibra dietaria y elementos funcionales para la buena salud.

2. Está fortificado con proteínas de origen animal y vegetal y una premezcla exclusiva para NUTRIAMOR®, que aporta 16 de los micronutrientes más esenciales para la vida humana: Ocho vitaminas y ocho minerales, de los cuales cuatro son aminoquelados: Fe, Zn, Mg y Ca.

3. Es actualmente en Colombia, el Complemento Nutricional más eficaz, con mejor factor costo/beneficio, con solo 24 g/día, proporciona entre el 40% y 90% de los requerimientos diarios nutricionales, para un niño de primera infancia.

4. Su precio de venta es el segundo más económico del mercado colombiano, su ración diaria para primera infancia cuesta $500.00.

5. Como programa innovador, de positivo impacto ambiental y de carácter social, tiene gran acogida por el sector privado para sus Programas de Responsabilidad Social Empresarial, concretamente a través de nuestras diferentes propuestas de Plan Padrino.

Con la empresa SISMECOL S.A. se suscribió un contrato de fabricación con exclusividad para los equipos de la planta principal en Urabá y la Planta Experimental. La fabricación de los equipos tardó un año. Durante el período de fabricación de los equipos, se buscó ayuda de los grandes grupos y empresas productoras de alimentos como el Grupo Nutresa, Griffith, Prémex, y Laboratorios de análisis microbiológicos, bromatológicos y fisicoquímicos: Tecnimicro y Gram en Medellín, QC en Urabá; a fin de formular un Complemento Nutricional con base en harina de banano reunido con las mejores propiedades nutricionales posibles y existentes en el mundo de la nutrición humana. Para finales del año y con la ayuda de 35 profesionales de las áreas de nutrición y salud humana, estaba ya desarrollada la formulación de NUTRIAMOR® PRIMERA INFANCIA. Ese mismo año, se iniciaron producciones experimentales en IPRODESA (Industria de Productos Deshidratados de Antioquia) pues ellos tenían experiencia en la deshidratación de alimentos y contaban con los equipos necesarios. En IPRODESA se produjo un poco más de una tonelada de NUTRIAMOR®, cantidad suficiente para realizar las pruebas “in vivo”. La “Investigación in vivo sobre el impacto nutricional de NUTRIAMOR® en los niños”, fue realizada por las nutricionistas de Fundación SACIAR y Fundación Golondrinas, con una duración de 6 meses y en donde se suministró la dosis de 24/g/día/niño, en dos tomas; con realización de evaluaciones cada 2 meses, en un grupo de 50 niños de cada Institución. En el año 2011 se propone la construcción de un “equipo piloto” para aprender más sobre el proceso y producto, evitando dar un salto grande al pasar de una producción tercerizada (IPRODESA) a una gran planta en Urabá. Se construyó entonces la Planta Experimental en una bodega en Rionegro, Antioquia. Hoy se cuenta con una muy bien dotada planta de 176 Mts2. La planta sirve para producir NUTRIAMOR® necesario para el primer año del presupuesto, experimentar y adquirir conocimientos aplicables en la planta Industrial de Urabá y servir como vitrina del proyecto. Este es uno de los más importantes logros de Fundación NUTRIAMOR, pues en dicha planta se produce la Harina de Banano base para NUTRIAMOR® la cual es posteriormente fortificada en la planta de Griffith Colombia, benefactor y vecino en la Región. Muy pronto en la Planta Experimental se identificaron aquellos microorganismos presentes en el banano de descarte que afectaban su calidad, un aprendizaje importante. Esta situación indujo a una valiosa labor de investigación identificando que el problema es debido a lo siguiente: en las épocas de alta cosecha, se puede recoger el banano recién cortado, de manera que no se dé oportunidad al inicio de carga microbiana en la pulpa de la cascara de la fruta; pero en épocas de escasez, “el arrume” tarda varios días para completar un viaje del camión que los recoge, permaneciendo en condiciones inadecuadas hasta almacenar las toneladas necesarias para cargarlo, y es ahí cuando se presenta una alta y variada carga biológica. Se tomaron muestras y se analizó la contaminación en los suelos de la región, en el piso de los embarcaderos, en las botas y vestimentas de los operarios que cargan el banano en el piso del camión, por lo anterior, se diseñó un sistema de doble tendido para que, quienes cargan el camión, no caminen sobre el piso que luego recibirá banano; se tomaron de varias fincas y en arrumes con diferentes períodos de almacenamiento, muestras de banano haciéndoles “frotis” en la cáscara, en la fractura que se genera al desprender el banano del racimo y en varios cortes más a lo largo de la fruta; lo anterior a fin de identificar la migración de los microorganismos y detectar si es más rápida por la pulpa o por la cáscara, y, actuar técnicamente a fin de retirar la parte contaminada. Hoy sabemos cómo proceder y la fruta que se transforma es apta para el consumo humano.