Laboratorio de Cocreación en Salud

Sebastián Torres Montoya

Menos del 1% de las instituciones prestadoras de salud (IPS) en Colombia, en específico de hospitales y clínicas, reportan algún tipo de información sobre procesos de innovación y desarrollo tecnológico que contribuya con la intervención de la crisis estructural del sector Es decir, que un país donde existen 29.182 prestadores de salud, 4,700 son públicas (Registro de Empresas Prestadoras de Salud Colombia-REPS), sólo un total de 21 prestadores presentan información sobre procesos de innovación (Departamento Administrativo Nacional de Estadística-DANE, Encuesta Nacional EDIT 2015), cifra aún menor si se trata de instituciones públicas que presten servicios de salud.

Esto hizo necesario enfocar los esfuerzos al desarrollo de tecnologías médicas que tuviera como prioridad utilizar el concepto de “tecnología apropiada o autóctona” ajustado a las necesidades de cada prestador en la región seleccionada. En caso de que este tipo de tecnologías consiguiera abordar el 5% del total del mercado de elementos consumibles en el mercado de dispositivos médicos colombianos ($12,5 USM) (Department of Commerce of United States, 2017), para los próximos cinco años, contribuiría con la sostenibilidad institucional y sectorial, aumentaría la competitividad local y mejoraría el índice de desarrollo tecnológico de la región, convirtiéndose en una fuente de financiación para hacer frente a la cartera institucional, aumentando la transferencia de tecnología y por ende sus capacidades para innovar.

En este contexto la estrategia de Laboratorio de Cocreación hospitalaria permite que las IPS públicas, puedan crear sus propios productos innovadores. Se conoce que, en Colombia, los Hospitales son el segundo productor de textos científicos con el 14,75% de las producciones del país. Sin embargo, esta producción no se traduce en investigación, que mezcle componentes de la investigación clínica y aplicada. Un condicionante para esto es la escasa inversión que este tipo de centros, en especial del sector público, dirija a estas actividades. Los recursos económicos son claves para la investigación. Por este motivo entre agosto del 2016 y junio del 2017, el Hospital General de Medellín (HGM), la Universidad CES y la Universidad EIA, establecieron, mediante un proyecto de investigación, el primer el Laboratorio de Cocreación en Salud en instituciones públicas en el país. En el proyecto se generó, principalmente, un espacio donde las ideas, basadas  en problemas del entorno hospitalario, se materializaron  en forma de soluciones con tecnología apropiada.

Sebastián Torres es ingeniero biomédico, colaborador de los grupos de investigación en Ingeniería Biomédica del Convenio EIA-CES y del Centro de Evaluación de Tecnologías en Salud (CETES) en Medellín, Colombia. Entusiasta en el área de biomateriales para la salud. Trabaja desde el 2011 en la validación de dispositivos médicos mediante técnicas de evaluación de materiales y aplicación de la Ingeniería Clínica en la investigación.