Close

septiembre 13, 2016

Pablo Lecuona

Tiflolibros – Biblioteca Digital para Ciegos, Red de Encuentro e Intercambio de personas con Discapacidad Visual.

Tiflolibros es la primera biblioteca digital para ciegos de habla hispana. Fue creada en 1999 como una pequeña iniciativa de un grupo de personas ciegas de Buenos Aires, que buscábamos aprovechar el potencial de las TIC para poner en común los libros que digitalizábamos y resolver los grandes problemas que teníamos con el acceso a libros y a lectura. Con la aparición de las computadoras adaptadas con programas lectores de pantallas, y los escáneres que permitían convertir un texto impreso en un texto digital, para leerlo mediante una voz sintética, se abría para quienes tenemos una discapacidad visual, una enorme oportunidad para acceder de forma autónoma a libros que antes era imposible leer. Poniendo en común en un espacio en la web, al que sólo podían acceder personas que por su discapacidad no puedan leer de manera convencional, podíamos aprovechar el trabajo de cada uno, y multiplicar las opciones de acceso a lectura, que hasta el momento eran escasas, ya que sólo existían libros en Braille, de un solo ejemplar copiado a mano, o grabaciones en audio realizadas con lectores voluntarios. El proyecto, con el trabajo articulado de los mismos usuarios, creció mucho más allá de lo que todos soñábamos. Hoy es una biblioteca que ofrece 51.000 libros en archivos digitales, a los que acceden de forma gratuita 7.500 usuarios y 320 instituciones que atienden a personas con discapacidad visual de los 5 continentes.

Ya no sólo se incorporan a la biblioteca libros digitalizados por los propios usuarios, sino que además trabajamos con 40 editoriales, que facilitan los archivos desde los cuales producen sus obras en papel, para que puedan ser incorporadas a nuestra biblioteca y estar accesibles al mismo tiempo que son publicadas para el público en general. Tiflolibros ha sido innovador también a nivel legal: cuando iniciamos el proyecto, la cuestión legal de publicar en Internet libros accesibles para personas con discapacidad visual era muy poco clara. Para iniciar el proyecto tomamos las pocas excepciones al derecho de autor, existentes en ese tiempo en las leyes de España, Portugal, Brasil y Paraguay, y los tratados internacionales de derechos humanos que consagraban el derecho a la información y al acceso a la cultura, y para proteger los derechos de los libros que se incorporaban a la biblioteca, establecimos que el acceso debía ser gratuito y exclusivo para personas con una discapacidad que impida la lectura convencional.