La Otra Microfinanza

Nuestro modelo transforma antiguos mecanismos informales de crédito y ahorro, largamente utilizados por comunidades pobres en todo el mundo, para convertirlos en instrumentos seguros, rentables y educativos, sin necesidad de utilizar la Banca Formal. De esta manera creamos una micro finanza distinta, mucho más sencilla, capaz de llegar a los sectores de mayor pobreza, sin los costos y las complejidades de acudir a la Banca Formal, brindando a los sectores de mayor pobreza, la oportunidades de establecer su propio sistema micro financiero, con seguridad, transparencia y educación financiera.

En este sentido decimos que el Profesor Yunnus le enseñó al mundo que los pobres son financiables y nosotros que son Auto-financiables.

Nuestro modelo utiliza como únicos fondos los aportados por la propia comunidad, en este sentido hemos creado una nueva manera de ver las micro finanzas. Hemos desarrollado el modelo en 14 países de 4 continentes y estamos estructurando un movimiento mundial destinado a llamar la atención sobre la viabilidad de utilizar los mecanismos financieros informales utilizados por los sectores pobres, como un instrumento para facilitar el acceso a servicios financieros de calidad a precios muy bajos.

BANKOMUNALES es una marca registrada, pero hemos replicado en otros países con distintos nombres. Banksare, Comunidades Autofinanciadas, KAF, etc.

La micro finanza tradicional ha entrado en una severa crisis. El propio premio Mobel de la Paz Muhamma Yunnus, considerado Padre de las Micro Fianzas, ha hecho severas críticas a la manera en que las micro finanzas se han desarrollado, hasta el punto de considerar que se ha convertido en una manera de “sacar dinero de los pobres, para llevarlo a los bolsillos de los ricos”.

Esto ocurre por un problema de costos. Llevar servicios financieros a los más pobres desde una perspectiva tradicional, es costoso y esos costos lo pagan los usuarios, normalmente con altas tasas de interés. Nosotros hemos visto que en vez de acudir a la banca formal para llevar estos servicios a los más pobres, podemos utilizar algunos de los mecanismos utilizados tradicionalmente por esas comunidades, tales como las ASOCIACIONES ROTATIVAS DE AHORRO Y CRÉDITO (ASCAS) que operan de manera informal en todo el planeta, pero en vez de criminalizarlas por ser informales, las hemos estudiado, transformado y mejorado a tal punto, que puedan ser una alternativa propia, económica y rentable para que la gente se preste así misma, servicios financieros de calidad y educativos.

Mientras hacemos esto, no solo dotamos a la gente de mecanismos sencillos, útiles y prácticos para acceder a servicios de crédito, ahorro e inversión, sino que también desarrollamos organización comunitaria y educación financiera.

Nuestro modelo ha beneficiado a más de 500 grupos en 14 países. Con recursos provenientes de la propia comunidad de han otorgado más de 300 mil créditos, por más de 100 millones de dólares, utilizando única y exclusivamente fondos provenientes de los miembros de la comunidad. esto ha generado ganancias por más de 15 millones de dólares, que han sido repartidos entre los propios miembros de esas comunidades como dueños del capital.

Adicionalmente se han beneficiado miles de familias que han utilizado los créditos para actividades muy variadas, que van desde la adquisición de materias primas para la producción, hasta las mejoras de las condiciones del hogar y la salud por acceder a capitales que les han permitido resolver miles de pequeñas situaciones médicas.

Ha resultado muy difícil combatir contra la creencia muy establecida, especialmente por las autoridades gubernamentales, que la informalidad financiera es mala y peligrosa. Han sido años tratando de evidenciar que si bien existen muchos mecanismos informales financieros de mala calidad y explotadores de la gente, existen otros modelos informales pero mucho más asociativos, que pueden ser transformados y mejorados para llevar servicios financieros propios y de calidad a la gente más necesitadas.

Igualmente ha sido complicado transformar la visión asistencialista que considera que los pobres no tienen nada y por lo tanto deben ser asistidos con micro créditos para mejorar su calidad de vida. Nosotros hemos mostrado que aún en comunidades muy pobres, existen suficientes recursos económicos y humanos como para que la gente desarrolle su propio modelo de auto-financiamiento, sin la necesidad de recurrir a fuentes externas de dinero. En otras palabras, toda comunidad por muy pobre que parezca, puede establecer sus propios mecanismos asociativos de prestarse servicios financieros, sin que esto implique poner en riesgo los fondos aportados, ni explotar a los más necesitados.

Tenemos casi 17 años, estudiando y demostrando que los pobres pueden ser auto financiables y que muchos mecanismos informales pueden ser transformados para desarrollar modelos financieros económicos, rentables, seguros y educativos.

Como parte de este proceso hemos estudiado y publicado numerosos artículos, así como la publicación en inglés y Español del libro “La Otra Microfinanza ” para dar sustento teórico a nuestro planteamiento.
Hemos sido apoyado por distintas organizaciones, entre ellas las mas importantes son: La Corporación Andina de Fomento, TOTAL OIl And Gas, ASHOKA red de Emprendedores Sociales, La Fundación Corona de Colombia, LA Caixa catalunya en España, Wester Union, etc.

Nuestro modelo ha sido replicado ampliamente. Réplicas del modelo se han hecho en 14 países de 4 Continentes. Los grupos que creamos son totalmente autónomos y auto gestionados. Ninguno de ellos ha tenido que ser socorrido financieramente, sino que han crecido en capital. En Venezuela donde comenzamos la utilización del modelo hace ya 15 años, tenemos grupos con un promedio de duración de 12 años y ninguno es asistido por organismos externos. Son manejados y dirigidos solo por los propios miembros del grupo, sin asistencia externa desde hace más de 10 años, ni de capital, ni de capacitación.

Igualmente el programa aplicado en España con mas de 8 años de implementación y en Colombia con mas de 6, dan evidencia de esta capacidad de auto gestión.

La viabilidad financiera de los grupos arranca desde el mismo día en que se apertura el grupo, pues los créditos entregados con sus propios capitales, producen intereses que permiten la total sustentabilidad de la acción.