Los empresarios, tanto de PyMES como de grandes corporaciones, viven preocupados (y ocupados) por encontrar nuevas formas de mejorar la competitividad y la productividad de sus empresas ante la amenaza del contexto macroeconómico y las crisis recurrentes en muchos países de Latinoamérica.

La mala noticia es que aunque las crisis desaparezcan y el contexto cambie favorablemente, las compañías que no tomen consciencia de que el problema va más allá de la coyuntura económica corren el riesgo de desaparecer.

Las empresas más establecidas, con trayectoria, pero que no son ágiles, se están enfrentando a grandes transformaciones en el comportamiento de los consumidores, a la tecnología como el gran “disruptor” y, por sobre todo, al surgimiento de las economías colaborativas que proponen nuevas formas de vivir, de ganar dinero, de pensar el mundo, acompañadas por la “Internet del Valor”.

En este contexto podemos ver que las compañías innovadoras son cada vez más valiosas y relevantes. Como ejemplo puedo nombrar a Mercado Libre, con una valuación de mercado de 30.000 millones de dólares, a Nubank -el banco digital brasileño- valuado en 4.000 millones o a Rappi que acaba de recibir una inversión de Softbank por 1.000 millones.

Pero ¿qué lecciones pueden aprender las grandes corporaciones de estas empresas nacidas como startups? ¿Hay algo que las grandes empresas pueden hacer con las startups para aprender de ellas y transformarse en compañías más eficientes, más centradas en el usuario y con mejores resultados financieros?

Según mi experiencia, las corporaciones toman una posición poco amigable frente a las nuevas compañías que, basadas en tecnología y totalmente centradas en el cliente, empiezan a ser más relevantes para un número bien importante de sus usuarios y clientes. En general suelen responder de dos formas frente a la amenaza aparente que implican las “startups”: fight (pelearse) o fly (escaparse). Sin embargo, la opción más inteligente sería “flow”, es decir, trabajar en conjunto con las startups en beneficio de ambas partes.

Las maneras en que las startups pueden aportar mejoras a las corporaciones incluyen innovación en procesos (herramientas para RRHH, ventas, marketing), innovación en productos y el desarrollo de nuevos canales de distribución, soportados por tecnologías innovadoras.

Pero quizás el aporte con más impacto es el cambio de cultura corporativa a través de la adopción de una “mentalidad startup” en los distintos departamentos de la empresa.

¿Pero cómo puede una gran empresa empezar a trabajar con startups? La relación puede ir de menor a mayor: desde simplemente colaborar en un proyecto puntual, establecer una relación de cliente proveedor o hasta asociarse, o que la corporación invierta en una startup o que directamente la adquiera, logrando una integración total.

El proceso de acercar startups y corporaciones es complejo y requiere de mucha experiencia previa. En NXTP venimos trabajando en innovación en América Latina desde 2011, con 5000 startups analizadas, 600 startups aceleradas, 200 startups invertidas y 24 programas de innovación corporativa, los cuales llevaron a más de 100 integraciones exitosas.

Estoy convencida de que en Latinoamérica este camino de colaboración entre startups y corporaciones recién empieza, y que la innovación no se resuelve solamente con un departamento de innovación al que se le “exige innovar”, o una sala con almohadones en el piso y paredes escritas con grafitis. La innovación debe ocupar una parte importante de la agenda del Nº1 de la empresa, ya que innovar se ha convertido en una estrategia de supervivencia.

Fuente:
Marta Cruz
Founding Partner de NXTP
Foto de Hunters Race


Marta Cruz es co-fundadora y directora de NXTP. Fue presidente de ARCAP, Asociación de Capital Privado, Emprendedor y Semilla de Argentina, y fue seleccionada como PowerWomen en Fintech por Innotribe. Ha sido profesora en la UBA, UDESA, ESEADE y ADEN Business School. Es Lic. en Administración de la UBA y tiene un posgrado con especialización en management del IAE – UA. Conduce la iniciativa para la creación del Día de la Mujer Emprendedora en América Latina y el Caribe y fue convocada como asesora para el desarrollo del Parque de la Innovación de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

NXTP es una firma de capital emprendedor de etapa temprana que invierte en startups tecnológicas que generan un impacto positivo a escala en toda América Latina. Con su primer fondo, NXTP ha invertido en más de 190 startups en los últimos 7 años. Además, administra un segundo fondo enfocado en Series A en el que ya ha realizado 5 inversiones. Asimismo, la firma ejecuta programas de innovación para corporaciones que buscan innovar a través de la integración, inversión y adquisición de startups de base tecnológica y administra fondos corporativos de capital emprendedor de distintos tamaños y segmentos. Posee oficinas en Argentina, Chile, Colombia, México y Silicon Valley.